La importancia de crear La Oncoteca

Para mí esta sección, La Oncoteca es super importante. 

Espero que podáis utilizar este espacio para poder aprender Oncología de la mejor manera posible, resolver un montón de dudas que se os suelen quedar cuando salís de la consulta… Y en definitiva, todo aquello que os inquiete sobre la enfermedad más temida de nuestro siglo. 

Mi andadura…  Empezó de residente de Medicina, cuando estaba todavía preparando mi especialidad de Oncología. Poco a poco fui empapándome de las necesidades de los pacientes, y de lo mal cubiertas que estaban en el sistema sanitario convencional. Mis compañeros me enseñaban a practicar una oncología muy parchéala, donde lo más importante era elegir un tratamiento y no cuidar las inquietudes de los enfermos.  No teníamos tiempo de sentamos con ellos a hablar de sus preocupaciones, sus dolencias, sus dudas… Y la mayoría de la gente transmitía todo con demasiados tecnicismos. 

Yo me ponía siempre en el lugar de estas personas, y me sentía a mí misma abandonada. Si mi vida estuviera en manos de estas personas, a mí no me quedarían las cosas claras ni me transmitiría ninguna sensación de empoderamiento. Lo cual lleva a buscar segundas opiniones, mirar otros casos en internet, y otras prácticas estresantes y sin fundamento. 

Y me repetía una y otra vez la misma pregunta: ¿cómo podía ser posible que exijamos a los enfermos sobrevivir psicológicamente si no entienden lo que les está pasando? Siendo además una enfermedad que amenaza su vida…

Entonces fue… Cuando quise empezar a aportar algo más. Quería hacer el día a día de los pacientes y familiares más fácil. Me había puesto tanto en su piel que necesitaba saber que les estaba aportando algo más que una quimioterapia. No quería que las resolviera Google, el vecino, gente que ha pasado por lo mismo… ¡Si ya tienen un oncólogo para eso! Que además puede sintetizar y verificar de forma más veraz y sencilla toda la información.

Es por ello que a través de la divulgación intento hacer un poco más accesible a todo el mundo. Porque creo que es realmente necesario traducir el lenguaje médico para que podamos todos hablar el mismo idioma y remar todos en la misma dirección. 

El paciente y el médico tienen que formar un equipo y si no se entienden eso nunca podrá ocurrir, porque nunca va a haber una buena estrategia. Se genera además un círculo vicioso porque la implicación en el tratamiento cae cuando el enfermo se siente solo y desamparado. 

Y además es que los pacientes pueden hacer mucho por mejorar su evolución. Existen tres pilares básicos en Oncología que complementan los tratamientos de quimioterapia, radioterapia y quimioterapia para poder obtener máximos beneficios terapéuticos. Así como aumentar la calidad de vida del paciente. 

Estos pilares son nutrición, ejercicio y salud mental 

Es curioso cómo los hábitos y el estilo de vida, que tanto poder tienen, se dejen normalmente de lado por muchos médicos simplemente porque no son “fármacos”. 

Poco a poco iremos hablando de temáticas que son bastante habituales y que son dudas muy frecuentes. Iremos aportando todos esos datos que desde el punto de vista científico están muy estudiados pero el paciente no entiende directamente no tiene acceso a esas fuentes. Pero por eso precisamente tenemos que aportar cercanía y accesibilidad, que tanto falta en el mundo de la oncología.

Cada vez hay, por suerte, muchísimos más expertos en nutrición oncológica, ejercicio físico en oncología y psicología (psicooncología). Y gracias a Dios porque la evidencia científica avala que el tratamiento oncológico tiene dos partes. Una es el tratamiento convencional formado por la quimioterapia, la inmunoterapia, la radioterapia, las cirugías, etc. Es decir, el tratamiento oncológico puro. Y la otra es el soporte que se le puede dar a los pacientes para que todo eso funcione. Y que funcione quiere decir que se cumplan dos objetivos: que tenga más eficacia el tratamiento y que mejore la calidad de vida. 

Si un paciente no está bien nutrido, no tiene una actividad física que permita mantener su sistema inmune y su masa muscular a raya y no tiene un buen control del estrés, todo va a salir peor de lo esperado. Y siento decirlo así porque igual muchos de vosotros me leéis y pensáis de manera negativa. Pero no. Podéis estar tranquilos, pero esto debe suponer una llamada de atención.

Lo que realmente quiero transmitir… Es que tenemos que ver el cáncer desde un punto de vista mucho más integrativo, en el polémico marco de la Oncología Integrativa. Y digo polémico porque el término integrativo está muy mal estacionado en mi sector, al generar confusión entre lo que es medicina u oncología integrativa y las terapias alternativas. Yo obviamente no puedo defender que sin un medicamento como la quimioterapia el cáncer vaya a poder evolucionar de una manera adecuada. Cosa que sí defiende la medicina alternativa, que trata de sustituir, sin un claro marco científico que lo respalde. Me refiero a integrar todas aquellas esferas que pueden y que están demostrando aportar más a lo que ya hacemos.

Solo si tenemos todo esto en cuenta, vamos a poder dar el 100% en la lucha contra el cáncer 😉

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *