¿Para qué sirve la Prueba PET-TAC?

prueba pet-tac

Para comprender en qué consiste la prueba PET-TAC primero debemos conocer en que se basa este estudio PET y el estudio TAC, ya que PET-TAC, comprende a las dos. En este blog te explicamos qué es cada una, qué beneficios tiene la prueba  y cómo prepararse para ella.

 

¿Qué es la prueba PET?

El análisis PET, también llamado tomografía por emisión de positrones, es una prueba diagnóstica de medicina nuclear. Utiliza materiales radiactivos en cantidades pequeñas llamadas radiotrazadores o radiofármacos, para diagnosticar la gravedad de las distintas enfermedades. En general orienta hacia la detección de algunos tipos de cáncer en fases tempranas, y determina la extensión real que puede tener en todo el cuerpo, en fases avanzadas.

El radiofármaco suele administrarse mediante inyección intravenosa, y va unido a una molécula de glucosa. Llega a través de la sangre a todo el cuerpo, siendo captado en mayor medida por tejidos que tengan un metabolismo acelerado. Utilizando la cámara PET se toman fotografías, y en el ordenador se manifiestan las zonas hipercaptantes con un brillo anaranjado.

Esto permite detectar actividad tumoral cuando el tejido no suele tener este tipo de captación. Pero hay que tener cuidado en algunas situaciones, como cuando existe una infección, porque también se genera un hipermetabolismo de los tejidos pudiendo dar falsos positivos.

Se evalúan todos los órganos y tejidos del cuerpo, a excepción del cerebro, que siempre tiene una captación acelerada de glucosa, por lo que no aporta información esta prueba.

 

¿En qué consiste la prueba TAC?

La prueba TAC o también llamada como Tomografía Axial Computarizada. Consiste en una prueba diagnóstica,  que utiliza un equipo de rayos X y en algunos casos también material de contraste, realizando múltiples radiografías desde diferentes ángulos del interior de nuestro cuerpo y, después se plasman en papel o en un monitor donde se interpreta por un radiólogo.

Durante una exploración TAC, el paciente se acuesta en una mesa que se desliza dentro de un anillo grande que contiene los componentes del escáner. Los rayos X que utiliza dicha prueba atraviesan el cuerpo, el cual los absorbe de distinta forma según el tipo de tejido la energía del rayo, apareciendo más fuertes los menos densos (como los intestinos) y más débiles los más densos como los huesos.

Algunos tipos de TAC pueden ser:

  • Tomografía computarizada de abdomen o pelvis
  • Tomografía computarizada de cabeza
  • Tomografía computarizada de tórax

 

Existe otro tipo de exploración TAC donde se adaptan a necesidades específicas. Hablamos de la TAC multicorte o multidetector, la cual permite la adquisición simultánea de múltiples imágenes en diferentes cortes del cuerpo, lo que agiliza el proceso y mejora la calidad de las imágenes.

 

Entonces, ¿Qué es la prueba PET-TAC?

La prueba PET-TAC consiste en combinar dos pruebas en una. Consiste en realizar dos técnicas de diagnóstico por imagen: el PET y el TAC.

El PET-TAC es una herramienta de gran importancia en cuanto a la detección, diagnóstico y seguimiento de diversas enfermedades. Combina la información metabólica que proporciona el análisis PET con la estructural y anatómica del TAC.

Durante la exploración a través de PET-TAC se administra al paciente una leve cantidad de sustancia radiactiva. Después de que esta sustancia se distribuye por el cuerpo, el paciente es colocado en el escáner.  Dicho escáner realiza dos tipos de imagen, PET y TAC. Y su fusión permite al personal sanitario relacionar la actividad metabólica con la ubicación exacta en el cuerpo, logrando identificar y caracterizar lesiones, y compararlas en el tiempo.

 

¿Qué beneficios tiene dicha prueba PET-TAC?

La prueba PET-TAC (Tomografía por Emisión de Positrones-Tomografía Computarizada) ofrece varios beneficios importantes en este campo sanitario. Algunos son:

 

  • Detección y diagnóstico preciso. Dicha prueba permite la detección de tumores en una fase temprana, así como metástasis que no han sido valoradas en otras pruebas. Es una prueba altamente sensible en la detección de áreas no comunes de actividad metabólica del cuerpo.
  • Planificación del tratamiento del cáncer. Ayuda a determinar la extensión de dicho tumor, lo que permite a los médicos planificar el tratamiento de una manera más efectiva y tomar las decisiones necesarias sobre la terapia más adecuada
  • Evaluación de la respuesta al tratamiento. Además de utilizar esta técnica para la detección de tumores, se utiliza para evaluar el tipo de respuesta de un tumor al tratamiento llevado a cabo. Al comparar las imágenes antes y después del tratamiento, pueden determinar si es efectivo, con observar si existe una disminución en dicho tumor (tanto en tamaño y morfología como en actividad metabólica)
  • Orientación en procedimientos intervencionistas. La PET-TAC se utiliza para guiar el procedimiento, al proporcionar información precisa sobre la ubicación y la extensión de la enfermedad. Esto ayuda a los médicos a realizar procedimientos más seguros y precisos, minimizando los riesgos y maximizando los resultados.
  • Personalización del tratamiento. La información proporcionada por la PET-TAC ayuda a personalizar el tratamiento para cada paciente individual. Al obtener una visión detallada de la actividad metabólica en el cuerpo, los médicos pueden adaptar los enfoques terapéuticos según las características específicas,lo que lleva a un tratamiento más efectivo y mejorando los resultados clínicos.

 

No obstante es necesario tener en cuenta que no todas los tumores pueden o deben evaluarse con PET TAC. Si el oncólogo no lo considera oportuno, se le recomendará otra prueba más indicada

 

¿Cómo me preparo para la prueba PET-TAC?

En primer lugar es obligatorio informar al doctor de varios factores:

  • Si está o pudiera estar embarazada o, por el contrario, en periodo de lactancia
  • Si usted está tomando vitaminas y complementos
  • Si padece de alguna alergia o enfermedad reciente
  • Si padece o pudiera parecer claustrofobia

 

Antes de realizar la prueba, se pedirá:

  • Retirar los objetos metálicos
  • No beber ni comer nada varias horas antes de la prueba
  • No ingerir líquidos que contengan azúcares o calorías antes

 

¿Cuáles son los riesgos de la prueba PET-TAC?

  • Exposición a radiación. Durante la exploración PET-TAC, se utiliza una pequeña cantidad de radiación. Aunque la cantidad es baja, existe un pequeño riesgo si la radiación es repetida a lo largo del tiempo. Sin embargo, los beneficios diagnósticos de la prueba suelen superar ampliamente los riesgos asociados con la exposición limitada a la radiación.
  • Reacciones alérgicas o adversas al radiofármaco. El radiofármaco utilizado en la PET-TAC puede causar reacciones alérgicas, aunque no es habitual. Antes de realizar la prueba, se debe informar al médico sobre cualquier alergia conocida o sensibilidad a medicamentos, especialmente a los radiofármacos.
  • Efectos secundarios leves. Algunos pacientes pueden experimentar efectos secundarios leves después de la administración del radiofármaco, como náuseas, mareos o malestar general. Estos efectos secundarios son temporales y generalmente desaparecen rápidamente.
  • Limitaciones en pacientes con determinadas condiciones médicas. Algunas condiciones médicas, como el embarazo o ciertas enfermedades renales o hepáticas, pueden requerir precauciones adicionales antes de realizar una exploración PET-TAC. Es importante informar a su médico acerca de cualquier condición de salud existente o preocupación antes de someterse a la prueba.

 

Preguntas frecuentes sobre la prueba PET-TAC

¿Qué enfermedades se detectan con un PET TAC?

Un PET-CT (Tomografía por Emisión de Positrones-Tomografía Computarizada) es una técnica de imagen médica que combina la información obtenida de una tomografía computarizada (TC) con la información funcional y metabólica proporcionada por la tomografía por emisión de positrones (PET). Esta combinación permite detectar diversas enfermedades y condiciones. A continuación se mencionan algunas de ellas:

  1. Cáncer: El PET-CT es ampliamente utilizado en la detección, estadificación y seguimiento de diversos tipos de cáncer, como cáncer de pulmón, cáncer de colon, cáncer de mama, linfomas, melanoma, entre otros. Permite visualizar las áreas del cuerpo con mayor actividad metabólica, lo que puede indicar la presencia de tumores malignos.
  2. Enfermedades cardíacas: El PET-CT puede evaluar la función y la perfusión del corazón, ayudando a detectar enfermedades cardíacas como la enfermedad coronaria, la viabilidad miocárdica y los trastornos de la perfusión.
  3. Enfermedades neurológicas: El PET-CT puede utilizarse en la evaluación de enfermedades neurológicas, como el Alzheimer, el Parkinson, la epilepsia y los trastornos del movimiento. Permite detectar alteraciones metabólicas y evaluar el flujo sanguíneo cerebral.
  4. Infecciones: El PET-CT puede ser útil en la detección y localización de infecciones, como las infecciones osteoarticulares, abscesos, endocarditis, tuberculosis y otras enfermedades inflamatorias.
  5. Enfermedades inflamatorias y autoinmunes: El PET-CT puede ayudar a identificar y evaluar la actividad inflamatoria en enfermedades como la vasculitis, la enfermedad inflamatoria intestinal, la sarcoidosis y la artritis reumatoide.

¿Qué tipo de cáncer detecta el PET?

Algunos de los tipos de cáncer que se pueden detectar mediante un PET incluyen:

  • Cáncer de pulmón: El PET es especialmente útil en la detección y estadificación del cáncer de pulmón, permitiendo determinar si el cáncer se ha diseminado a otras áreas del cuerpo.
  • Cáncer de colon y recto: El PET puede ayudar a detectar la presencia de cáncer colorrectal y evaluar si hay metástasis en los ganglios linfáticos u otros órganos.
  • Cáncer de mama: El PET puede ser utilizado para evaluar la extensión del cáncer de mama, especialmente en casos de cáncer avanzado o recurrente.
  • Linfomas: El PET es una herramienta importante en el diagnóstico y estadificación de los linfomas, permitiendo detectar la presencia de células cancerosas en los ganglios linfáticos y otros tejidos.
  • Melanoma: El PET puede ayudar a determinar la propagación del melanoma, tanto a nivel de los ganglios linfáticos como a otros órganos.

Además de estos, el PET también se utiliza en la detección y evaluación de otros tipos de cáncer, como cáncer de esófago, cáncer de cabeza y cuello, cáncer de próstata, cáncer de ovario y muchos otros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *